¿Conoces todos los beneficios de la chía?

Las semillas de chía provienen de México y están consideradas como superalimento por sus propiedades.

Las semillas de chía provienen de México y están consideradas como superalimento por sus propiedades.

Cada día son más las semillas que aparecen para quedarse y que además podemos añadir a nuestra dieta diaria, pero ¿sabemos cómo utilizarlas? Esta semana os explicamos qué es la chía, cómo puedes consumirla y, sobre todo, cuáles son sus beneficios.

Las semillas de chía podemos considerarlas como un superalimento, por la cantidad de propiedades que aportan, ¿sabes cuáles son? Estas semillas contienen fibra, calcio y proteínas, son una fuente de omega 3, 6 y 9, son antioxidantes y, además, regulan el tránsito intestinal.

El origen de las semillas de chía reside en los mayas y significa fuerza. Durante muchos años, tanto los mayas como los aztecas utilizaron las semillas de la chía en su dieta diaria. Además, una de las ventajas de la chía es que las puedes añadir a cualquier comida sin alterar su sabor, porque son suaves y combinan a la perfección con cualquier alimento.

Los beneficios de las semillas de chía

Las semillas de chía te ayudan a bajar de peso y a controlar los antojos: Por la cantidad de fibra que aportan las semillas de chía son ideales para controlar el hambre y, además, crean una sensación de saciedad que ayuda a calmar el apetito entre horas. ¡Pruébalas en tus desayunos!

Las semillas de chía aportan energía y aumentan la masa muscular: Gracias a sus propiedades contienen más potasio, fibra y proteínas que las verduras, por lo que puedes cambiar los batidos de proteínas por estas semillas 100% naturales.

Las semillas de chía tienen propiedades depurativas y antioxidantes: Mantenerse bien por dentro y que se refleje por fuera es difícil, a veces, pero no con el consumo de las semillas de chía, porque ayudan a eliminar líquidos y toxinas, además de regular la flora intestinal.  

Las semillas de chía aportan Omega 3: Esto significa que son buenas para nuestro sistema nervioso, para nuestros órganos vitales y para nuestras células. Es decir, son puro beneficio que se reflejará, por ejemplo, en nuestro pelo y en nuestra piel.

Las semillas de chía están recomendadas para todo el mundo, pero sobre todo son muy beneficiosas para los deportistas, porque ayudan a hidratar el organismo.

 

¿Cómo utilizarlas?

Las semillas de chía no se deben comer crudas, sino que tienen que estar en remojo antes de añadirlas a cualquier plato, zumo o postre. De hecho, deben de estar en remojo, al menos, veinte minutos para que las semillas absorban el líquido.

Nuestra recomendación: Deja que absorban nutrientes de tu plato y, después, disfrútalas.